La batalla involuntaria de Luis y Paredes por llegar el primero a los entrenamientos