El matrimonio de los Reyes no atraviesa su mejor momento