Nahuel, Moneiba y Juan Delgado