Sarah se atreve con el lírico