José Antonio empieza con buen pie, pero no puede con Paz