Paz se queda a una palabra de 1.260.000 euros