¡Paz, a cuatro palabras del bote millonario!