Carmelo se queda con la silla azul de Sandra