Ángel, pendiente de poder viajar a Boston para operar a su hijo Alejo