¡Pablo lucha hasta el final por el rosco y se queda a dos errores del bote!