Antonio se queda a una palabra y un error para conseguir el bote