Antonio desea suerte a su contrincante… pero se arrepiente