¡Antonio se queda a a tan sólo dos palabras de completar el rosco!