Christian Gálvez, a carcajadas con el acento ruso de Nikita