Jesús Olmedo y David Amor lo dan todo en la pista musical con una de Pablo Alborán