Jorge y Sebástian evitan la silla azul con un empate épico en el rosco