Merche en estado puro: de hiperventilar de los nervios a demostrar su vozarrón en la prueba musical