¡Pablo se “venga” de Julio en el rosco con deportividad, respeto y admiración!