Rosa vuelve a arrasar y manda a Fran a luchar por la silla azul