¿Sapatillas o Zapatillas? El acento canario le juega una mala pasada a Natalia Ferviú