Sebástian supera su crisis azul en un rosco trepidante contra Fran