Aurora y Diego mantienen la tensión en su rosco hasta el último momento