¡El bote está cada vez más cerca! Antonio se queda solo a dos palabras