Christian Gálvez esquiva a un cámara y casi tropieza con un cable