Fran da la vuelta a un rosco frenético a falta de dos segundos