Fran recupera su buena forma habitual y protagoniza un rosco de infarto