Jesús Vázquez, al más puro estilo Shakira