Jaime y Antonio protagonizan un duelo por todo lo alto