Jero se impone claramente a Orestes en el rosco y recupera la silla naranja