Rafa, más cerca que nunca de llevarse el bote: "¡Qué coraje!"