Un desempate que casi acaba en empate