Aurora se queda a dos del bote