El bote de la lucha de campeones se queda sin dueño: Carlos se queda a dos