David se queda a dos del bote en su primer rosco