David, nuestro campeón, vence a su tocayo