Que vayan enfriando champán, porque David acaricia el rosco de 'Pasapalabra'