Jero se queda a tres del bote