Todo sigue igual tras la Supercopa: Antonio vence en el rosco y se queda a dos palabras