Fer se marca un Yoda y disfruta de su momento pinganillo