Las familias Medina y Del Pino empatan en un rosco con sabor canario