Los aspirantes comen pescado crudo tras no haber hecho un trueque con los rescatados