Lucía, a Bruno: "Rafa no ha podido matarte, por lo mismo que tú nunca podrás matarle a él..."