Los genes pueden más que la venganza: Rafa libera a Bruno