El teniente Menéndez, en problemas