Calderón y Estibaliz, muy unidos