La visita de Rocío Carrasco, la ranchera de Sardá y la llamada de Raphael emocionan a Mª Teresa Campos