César y Jorge, en la intimidad