Colate reclama el 50% de las ganancias