Imágenes inéditas del abandono de Kiko: “Acordarme de mi madre me está matando”