María del Monte, la reina de las sevillanas